Quiero conocer gente 14069

Andaba por las calles de Puerto Rico con sus pantimedias raídas, unas faldas cortas y una toalla vieja que le envolvía el cabello rebelde como un velo. Unos días se llamaba Alicia, otros Neulisa, otros Alexa: era una mujer transgénero, pobre, negra. A la mañana siguiente Neulisa Luciano Ruiz, de 28 años, apareció muerta en un descampado, acribillada a balazos. Image caption Su asesinato generó una inusitada conmoción en Puerto Rico. Su asesinato generó una ola inusitada de rechazo en la isla caribeña e incluso el gobierno reaccionó para condenar lo sucedido y pedir que se investigue como un crimen de odio y un acto de violencia contra la mujer. El incidente llegó incluso a la campaña de los aspirantes a la nominación del Partido Demócrata para pelear por la presidencia de Estados Unidos: la senadora Elizabeth Warren llamó a proteger a las mujeres transgénero y condenó la epidemia de violencia contra ellas. Tras su asesinato, varias personas que la conocieron contaron en redes sociales haberla visto caminar por varios municipios de Puerto Rico. Aquí es preciso explicar que ser transgénero no es una condición de salud mental, aunque hay personas transgéneros, como parece ser este caso, que dada la violencia que han sufrido pueden padecer condiciones mentales, agrega.

No hay comentario

Submit un comentario