Citas sobre 38225

Imagen viajera De esto hace algunos días. El inmenso Brasil saltó encima del barco. Desde temprano, la bahía de Santos fue cenicienta, y luego, las cosas emanaron su luz natural, el cielo se hizo azul. Entonces, la orilla apareció en el color de millares de bananas, acontecieron las canoas repletas de naranjas, monos macacos se balanceaban ante los ojos y de un extremo a otro del navío chillaban con estrépito los loros reales. De su entraña silenciosa, ni una advertencia: los macizos de luz verde y sombría, el horizonte vegetal y tórrido, su extendido, cruzado, secreto, de lianas gigantescas llenando la lejanía en una circunstancia de silencio misterioso. Pero las barcas crujen desventradas de cajones: café, tabaco, frutas por enormes millares, y el olor lo tira a uno de las narices hacia la tierra. Allí subió aquel día una familia brasileña: padre, madre y una muchacha. Ella, la niña, era muy bella.

CITAS QUE ME IMPACTARON : en prosa

El que escribe estos versos atraviesa ese océano de vértigo, de borrascas. La nave que la guía va fault rumbo fijo. El cuerpo también es el alma, esa nave agitada por tormentas y sacudones. Depositario del ambición, el cuerpo es la casa que desea ser habitada. La desolación, el dolor de saberse terrible en el recuerdo. El poema, expresión del desgarramiento.

Cargado por

Todos los derechos de los textos aquende contenidos así como de la actualidad edición digital de dichos textos corresponden a los autores del Club de los Poetas Muertos. Por tanto, queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de esta obra en otros medios sin el consentimiento expreso de sus autores. Y bendita sea tu ausencia aquí, entre mis dedos, y la batería del juguete de alternancia.

No hay comentario

Submit un comentario